miércoles, 20 de octubre de 2010

Las Nubes.

Las nubes son blancas y algodonosas, oscuras y amenazantes, o, a veces, como tenues trazos de un pincel en el cielo. En contra de lo que cabría pensar, no están formadas por vapor de agua, sino por millones de diminutas gotas de agua en suspensión.

¿Cómo se forman las nubes.....?

Las nubes son formaciones características de la troposfera, que están ligadas al ciclo del agua en nuestro planeta. Su proceso de formación es muy simple: como consecuencia de la evaporación en la superficie, se produce continuamente el ascenso de vapor de agua a la atmósfera. Conforme asciende, el vapor se enfría, con lo que se produce la condensación del agua en forma de pequeñas gotas líquidas o su solidificación como diminutos cristales de hielo.
Este enfriamiento puede suceder también cuando en la atmósfera colisionan frentes fríos y cálidos: el súbito enfriamiento del vapor de agua contenido en la masa de aire caliente provoca el desarrollo de nubes. En ambos casos, la condensación del agua supone una importante liberación de energía.
Normalmente, la presencia de partículas de polvo, etc., en la atmósfera ayuda a la formación de las nubes, ya que dichas partículas actúan como núcleos de condensación del agua.

¿.....Y por qué llueve?

Las partículas de agua o los cristales de hielo de las nubes se mantienen suspendidos en la atmósfera debido a su poco peso. Si, como consecuencia de cambios en la temperatura, vientos, choque con obstáculos naturales (montañas), etc., se produce la unión de estas partículas, estas aumentan su peso y, finalmente, la gravedad hace que se produzca la precipitación. Esta puede ser en forma de agua, de nieve o de granizo, en función de las condiciones atmosféricas de ese momento.

Tipos de nubes

Mirando al cielo durante días diferentes es posible comprobar que existen distintos tipos de nubes. Se pueden distinguir por la forma, el aspecto (deshilachado, algodonoso, globoso), el color (claro u oscuro) y la altitud a la que aparecen.
Clasificando las nubes por su forma, es posible identificar cuatro grupos:
  1. Cúmulos: Nubes de aspecto algodonoso, blancas o blanquecinas, con forma de cúpula en su parte superior. No suelen producir precipitaciones.
  2. Estratos: Nubes dispuestas en varias capas, que cubren normalmente todo el cielo y suelen estar a baja altitud. Se presentan habitualmente en invierno y, a veces, van asociados a nieblas.
  3. Cirros: Nubes de color blanco y aspecto alargado y ``deshilachado´´, que se forman en capas muy altas (por encima de 9.000 m). Suelen estar formados por cristales de hielo.
  4. Nimboestratos y Cumulonimbos: Son nubes grises, a veces muy bajas, que cubren el cielo y originan precipitaciones. (Se agrega la palabra ``nimbo´´ al nombre de una nube para indicar que se trata de una nube que suele provocar lluvias).

Si, en cambio, se agrupan las nubes por su altitud, es posible distinguir nubes bajas (por debajo de 2.000 m, constituidas por agua líquida), nubes de altitud media (entre 2.000 y 7.000 m, formadas por una mezcla de hielo y agua), y nubes altas (por encima de los 7.000 m de altitud, constituidas por cristales de hielo).

Videos tu.tv

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada